Conectarse

Recordar
Recuperar Contraseña

¿Conoces la sal rosada?

Es sal de cristal de roca o gemas que se encuentra en el Himalaya, Polonia, Bolivia y Perú.

A diferencia de la sal común que sólo tiene 2, la sal rosada contiene 84 oligolementos. Se dice que es ideal para el tratamiento de ciertas afecciones, como arritmias, presión arterial alta, niveles elevados de azúcar en sangre, baja de libido, acidez, congestión nasal, insuficiencias renales, disminución del tono muscular y los niveles bajos de serotonina y melatonina.

También sirve, según encontramos en el portal www.medicinasnaturistas.com, para limpiar el tejido conjuntivo, estimular sistema inmune, y el drenaje de toxinas, ayudando a  adelgazar y eliminar metales pesados.

Además, aporta en tratamientos complementarios para la psoriasis, herpes, hongos, artrosis, insomnio, mareos, osteoporosis, personas con desbalance electrolítico en la sangre, retención de líquidos y sinusitis.

¿Cuál elegir, Himalaya o de Los Andes?

Por nuestra cercanía, la sal rosada de los Andes o de Maras es la que se puede encontrar en el mercado nacional con más facilidad. Ahora, la única diferencia entre ambas está en la tonalidad. La del oriente es más rosada y la cordillerana es salmón.

Para consumirla hay varias posibilidad. Una, es usarla como la sal común, es decir como aliño directo sobre las comidas crudas cocidas, espolvoreándola en frío sobre la comida, y al cocinar. Pero ojo, que no se debe someterla a más de 40 º C.

Recetas con Sal Rosada

En internet se puede encontrar varias ideas para sacarle provecho a la Rosada. Ahora, si quiere ser creativo en la cocina e ir más allá del condimento, en la web salrosada.com.ar, entregan propuestas saludables para probar este milenario y desconocido producto, que destacamos.

SAL NUTRITIVA: Se usa para espolvorear los cereales, pastas o bien la ensalada. Es altamente nutritivo y energético.

Ingredientes: 7 cucharaditas de semillas de sésamo y 3 cucharaditas de sal rosada ya líquida.

Preparación: Previamente hidratar las semillas de sésamo con la sal rosada. Dejar varias horas hasta que se impregnen bien y se sequen. Luego tostar levemente las semillas en una sartén sin ningún vehículo graso. Una vez frías molerlas finamente en un molinillo de paletas pequeñas.

MANTEQUILLA DE SESAMO: Para untar con pan.

Ingredientes: 6 cucharadas soperas de semillas de sésamo. Agua hervida o filtrada, cantidad necesaria. 3 cucharaditas de sal rosada. Jengibre en polvo a gusto u otro condimento.

Preparación: Tostar el sésamo a fuego lento, así de caliente se muele hasta obtener una pasta con la consistencia de una manteca. Se coloca en un bol y se le agregan los condimentos y el agua. Se mezcla bien con un tenedor hasta lograr una consistencia homogénea. Se conserva unos tres días en la heladera.

JUGO ENERGIZANTE: Ideal para quienes practican deportes y deben reponer sales minerales.

Ingredientes: 3 a 4 zanahorias medianas. 1 rama de apio. 1 betarraga. 1 cucharadita de sal rosada y 1 cucharadita de aceite de lino de primera presión en frío u otro que elija.

Preparación: Pasar todo por la licuadora.