Conectarse

Recordar
Recuperar Contraseña

¿Trabajas todo el día sentado?

 

Estar todo el día sentado es casi normal y lo peor, bien visto. ¡Qué buen trabajador!, se comenta. Pero, la situación es más bien preocupante.

Según un estudio realizado en el Reino Unido en el Programa de Salud Pública Weight Watchers UK, (www.weightwatchers.co.uk), 8 de cada 10 trabajadores se toman un descanso para ir al baño o tomar algo durante la jornada laboral. Los datos son aún más alarmantes. Uno de cada cinco logran pasar alrededor de 15 minutos al día de pie, y más de un tercio admite que en contadas ocasiones sale de la oficina para almorzar.

¿La razón? Demasiado ocupados para moverse más y que el entorno de trabajo es de mucha presión, lo que causa que durante todo el día se esté en un estado de tensión permanente, donde se puede sentir que no se tiene “el derecho” ni el tiempo para alejarse del computador, aún cuando se quiera.

Si bien la encuesta muestra la realidad en el país inglés, lo más probable que en nuestro país suceda algo muy parecido y hasta peor, ya que las jornadas laborales chilenas son más extensas.

¿Qué le sucede al cuerpo?

Aumenta los niveles de azúcar en la sangre, la presión sanguínea, los niveles de colesterol en la sangre, los niveles de estrés, y se genera atrofia muscular especialmente de muslos y piernas. Además, provoca rigidez de nuestras articulaciones especialmente la columna, y aparte genera constipación, entre muchos otros efectos nocivos.

Para Cecilia Gómez y Verónica Silva de la Escuela Ramdas Rai, dedicada a realizar Programas para empresas con el Método Rai, una de las soluciones que promueven son las pausas laborales o el programa “Minuto de calma“, que permite en corto tiempo, estimular al cuerpo a nivel físico, mental, energético y emocional, logrando mayor concentración, aumento de la energía vital y un manejo y liberación del estrés, entre los beneficios más inmediatos.

“Puedes hacer ejercicios localizados sin la necesidad de contar con grandes espacios, y con nuestra técnica, la persona puede tomar consciencia del estado en que se encuentra, aprende las herramientas que necesita incorporar en sus rutinas diarias y logra ser independiente en su autocuidado”, afirman.

¿Qué hacer para moverse?

Lo primero, saber y entender que es necesario salir de la silla del escritorio las veces que sea necesario, sin que signifique necesariamente “sacar la vuelta”.  Entonces a ocupar la creatividad, tanto en la jornada laboral como por las mañanas o las tardes, ya que también vale hacer ejercicio extra, practicar un deporte, Yoga Rai o caminar más de 30 minutos diarios.

Aquí van las ideas para moverse en el trabajo:

  1. Vaya hasta el escritorio del colega en vez de llamar por teléfono o un correo electrónico.
  2. Use las escaleras en vez del ascensor.
  3. Vaya a la impresora cada vez que imprima.
  4. Invita a tus compañeros a tomar un café o té.
  5. Haga el esfuerzo de levantarse y caminar alrededor de la oficina aunque sea para estirar las piernas, la columna, el cuerpo.
  6. Tome descansos regulares para tomar una bebida o un vaso de agua.
  7. En las reuniones, póngase de pie y muévase.
  8. Cuando sea posible salga de la oficina para comprar o comer una colación.
  9. Considere invertir en un balón suizo o algo similar, para que toda la oficina lo utilice de vez en cuando como asiento de escritorio.
  10. Haga pausas de yoga, estiramiento o movimiento en su escritorio cada 15 ó 30 minutos.
  11. No espere ir al baño hasta estar desesperado.
  12. Al hablar por teléfono ponerse de pie y levantar los talones para activar los músculos de las pantorrillas.
  13. Frente al computador doblar y estirar las piernas, o estirar los brazos hacia el frente o el techo.
  14. Encontrar una rutina de ejercicios, en “Minuto de Calma” se los entregamos y ser constante en el tiempo, hacer un esfuerzo real por hacer estas pausas absolutamente todos los días.